domingo, 22 de noviembre de 2015

Actualizando el blog.

Esta mañana, en la cama, antes de poner los pies en tierra, entré en diversos blogs de los que he sido asidua y he aprendido mucho, y cual mi sorpresa cuando veo que no soy la única que deja de lado las publicaciones. La verdad que meterte en el mundo del patchwork es una agradable locura y el ser bloguera otra aún más loca. Todo nos parece poco, empezar y empezar y acabar poco a poco las labores.

Así que hay que elegir, y por supuesto la costura es la principal, sin labores imposible publicar entradas y valga esta entrada para publicar algunas de mis últimas labores.

Primero un homenaje a mís queridas máquinas.  Una remalladora, la máquina de mi madre, fuerte y resistente como ella y mi supermáquina, regalo de una persona muy especial para mí. Gracias y mil veces gracias.


Aquí una funda  de la termomix para mi querida amiga y compañera Juani. Tantos momentos compartidos, tanto cariño recibido, esto es solo un pequeño recuerdo mío, aunque jamás puede representar el querer que siento por ella.

Unos angelitos bordados a puntada atrás para alguna colcha  o  manta aún por diseñar, me parece que con estos son 4.



El decoupage también ha entrado entre mis aficiones, técnica fácil y resultona. No sólo acumulo telas, ahora los botes ocupan su lugar en mi casa.



 Estos son los puños de una chaqueta que estamos haciendo tres amigas. Ya están empezadas, cuando se acabarán? Todo un dilema, pero quien no se embarca no se marea, y nosotras nos mareamos hasta la saciedad.




Y por supuesto, las flores es otra labor gratificante de hacer.  Aquí mi hija Susana me ayuda mucho. Ya apunta maneras de seguir con la locura de su madre.


Mi querida amiga Maculi, ah no, Bimba, ah no, Inma, ufff, ya no sé como llamarla, mejor "queridísima amiga",  que ella pide y pide y nadie es capaz de resistirse a sus solicitudes. Aquí una funda para su móvil.

Y como no, una menina para mi amiga Marina, he tardado en acabarla, pero no por eso la he hecho sin ilusión. Su colección admite más, desde aquí una petición a los internautas para ayudarle a ampliar su acopio "meninense".


 Un día de este verano Moñi, otra amiga unida por las puntadas y por otras mil cosas en las que coincidimos, Maculi y yo decidimos pasar una jornada sin objetivo previo et voilà, surgió el guarda tijeras con forma de casa que tanto nos gustan.



Por hoy ya vale, tres entradas con diversas labores, pronto volveré, aún tengo cosas sin publicar.

Ahora toca coser. Besitos mil.

3 comentarios:

  1. Mayte como siempre....todo precioso...y una cabecita q no deja de pensar q hacer para no parar nunca...espero seguir viendo todas las maravillas q vayas colgando por este rincon tan bonito....bssotes amiga..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Manoli. Compartir esta afición con gente como tú anima a seguir y pasar momentos entrañables, es gasolina para el alma. Un besito.

      Eliminar