domingo, 17 de mayo de 2015

Regalos con cariño.

El patchwork tiene mucho de bueno. Disfrutas eligiendo telas, diseño, cosiendo, descosiendo, rematando... pero una de las mayores satisfacciones es regalar lo que haces. No es un simple regalo, en cada puntada va algo de ti y de tu relación con la persona a la que va dirigida.

Mi primer monedero de boquilla no ha quedado del todo bien, fallos del montaje, pero sé que a mi amiga María José no le importa.


                                         

                    
                                          

                                          

Mi hija está trabajando y me dice, " mamá, por qué no me haces un detallito para mi jefa, es muy agradable y quiero que tenga un recuerdo tuyo" . Por supuesto. Tiene dos niñas y un niño, y se llama Ana, pues aquí está el resultado.

No la conozco mucho, tambièn me pareció agradable, pero desde luego quien se porte bien con mis niñas tendrá todo lo que esté en mis manos.


                          

                            Espero que te guste. Gracias Ana.

                          





 

1 comentario:

  1. Seguro que les gustará tus regalos, ambos son una monada !!
    Bss

    ResponderEliminar